LA FORMA CORRECTA DE ORAR PARA APAGAR EL FUEGO

Esta es una historia personal, según la información que circula en internet, que el escritor de literatura de Conciencia Gregg Braden escribió en su libro "La curación espontánea de las creencias".

Cuenta que en los años 90, en un desierto de Estados Unidos, se sufrió una gran sequía y que un nativo indígena, amigo de Gregg, le invitó a que fuera con él al desierto. La idea era compartir juntos una oración, una ceremonia para que llegaran las lluvias y acabara la sequía cuanto antes. Gregg aceptó, encantado de participar y aprender de esa experiencia.

Fueron y llegaron hasta un zona bellísima en las propias montañas del desierto, y de allí caminaron hasta un rinconcito artificial muy antiguo. Tanto que incluso los actuales habitantes de la zona desconocen quién lo creó. Se trataba de una circunferencia realizada con piedras que parecían estar colocadas allí por los antiguos, desde hace muchos siglos atrás.

El nativo se quitó los zapatos, entró en el círculo y comenzó a invocar a todos sus ancestros, mirando primero al este, luego al sur, después al oeste y finalmente al norte.

Luego dio la espalda a Gregg y colocó sus manos en posición de oración y permaneció así, en silencio, durante unos segundos. Después, se dio la vuelta y dijo:

- Tengo hambre ¿comemos algo?

- Pensaba que íbamos a compartir juntos esta oración, que íbamos a rezar en alto para que llueva. - Contestó Gregg.

El nativo le miró y dijo:

- No, porque si rezamos para que llueva, no va a llover. En cuanto pides que algo ocurra, estás confirmando que lo que pides no está presente en este momento. Decretas su no existencia, su no presencia.

Gregg se quedó pensativo en ese mensaje, porque lo que dijo el nativo parecía tener mucho sentido.

- Si yo le pido a Dios que haya paz en el mundo, estoy emitiendo el mensaje de que en el instante presente no hay paz aquí; lo que hago entonces es proyectar justo lo contrario a lo que deseo.

El escritor preguntó:

- Si no estabas pidiendo la lluvia, ¿entonces que hacías? ¿Qué pensabas mientras estabas con los ojos cerrados?

El nativo entonces respondió:

- Cuando cierro los ojos evoco el sentimiento de cómo me siento cuando la lluvia cae en mi pueblo, y recuerdo con nitidez el olor de la tierra mojada en las paredes de las casas, alcanzo a sentir el modo en el que se mojan mis pies y se hunden en el barro, que hay mucho porque la lluvia es intensa. Siento el agua caer y recorrer mi piel y de esa forma abro la posibilidad de que la lluvia se materialice en nuestro mundo.

Y es este el modo adecuado para orar. Sentirnos como si la plegaria ya hubiera sido respondida; vivir ya la sensación de cómo es nuestra vida sin esa afección que nos aflige, sin problemas económicos, sin carencias afectivas o de otro tipo... sintiendo y saboreando que aquello que creemos que necesitamos ya forma parte de nosotros, que lo estamos viviendo con intensidad ahora mismo y agradeciendo a la vida por ello...

Nuestros pensamientos, sentimientos y emociones son el lenguaje con el que nos comunicamos con las energías y fuerzas de la Creación. Ellas no dejan de ser como un espejo enfrente nuestra que refleja nuestro interior, nuestros sentimientos y emociones, y dan de ese modo al Universo las pautas de lo que debe ser manifestado, materializado.

Apaguemos entonces el fuego de la ira, la rabia o el odio hacia aquellos que culpamos de iniciar y multiplicar los incendios. Respondamos con compasión hacia sus corazones por la ingnorancia y el dolor que albergan y cerremos los ojos para sentir amor, para sentir la lluvia, para ver cómo el agua va debilitando las llamas hasta hacerlas desaparecer, para ver el suelo de nuevo húmedo, encharcado, para que acabe la destrucción y comience de nuevo el proceso de la vida... 

 

Publicado por DAVID ALEGRE
Después de muchos años navegando en otras vidas, dedico mi tiempo actual a sanar corazones y heridas emocionales en la piel, transformando vidas a través del tacto y la sexualidad conscientes. Saber más de DAVID ALEGRE
OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG

12 TÓPICOS ROMÁNTICOS QUE TE IMPIDEN ENCONTRAR PAREJA (O MANTENERLA)

PAREJA Y SEXUALIDAD

DAVID ALEGRE - 28/07/2019


A veces tenemos expectativas románticas para nuestra relación de pareja que son más perjudiciales que beneficiosas.

MI ABUELA Y SU MEMORIA

ESPIRITUALIDAD

ELCAMINOSENCILLO - 18/07/2019


Mi abuela tiene 93 años y está perdiendo la memoria; apenas retiene nada. Su capacidad de discernir, su parte racional ...

LA IMPORTANCIA DE LA DANZA

CUERPOS

ELCAMINOSENCILLO - 09/07/2019


Con la Danza Consciente usamos el movimiento corporal expresivo para dar forma a nuestro mundo interior.